Servicio de Deportes - USAL

+34 923 29 44 19 serv.efyd@usal.es Plaza San Bartolomé, 1 RESERVAS e INSCRIPCIONES

Menú
Tomando el sol no te dejes la piel

Tomando el sol no te dejes la piel

En Avisos Ávila, Avisos Bejar, Avisos Zamora, Comunicados, . . .


MENSAJE SALUDABLE – JUNIO 2020

En el mes de junio, con la cercana llegada del verano, desde la Universidad de Sevilla y la Red Española de Universidades Saludables (REUS) nos lanzan este mensaje para concienciar a toda la comunidad universitaria de la importancia de adquirir estrategias para una correcta protección solar.

El sol tiene un papel relevante en la salud de las personas de modo que en función del uso que se haga de él puede dar lugar a repercusiones positivas y negativas sobre el organismo. En cuanto a las positivas, una exposición solar moderada es necesaria para mantener unos niveles adecuados de vitamina D, la cual es imprescindible para metabolizar el calcio y prevenir ciertas enfermedades como el raquitismo. En términos generales, se recomienda una exposición solar de unos 20 minutos al día, exponiendo una superficie de piel equivalente a la cara y los antebrazos, no obstante ésta depende de diferentes factores como la estación del año, la hora del día, la latitud, la altitud, el fototipo cutáneo y la edad de la persona.

Por otro lado, el sol puede provocar efectos perjudiciales e irreparables para la salud si la exposición solar es inadecuada, pudiendo producir los siguientes trastornos:

  • Quemaduras solares
  • Engrosamiento de la piel
  • Envejecimiento de la piel, estimándose que el 75% de las arrugas son producidas por la exposición solar.
  • Alteraciones de la pigmentación como pecas, lunares y melasmas (manchas oscuras).
  • Cáncer de piel, el cual en el 90% de los casos está relacionado con la exposición inadecuada al sol.

En cuanto al cáncer de piel, durante las últimas décadas está incrementando su incidencia a un ritmo de 3-8% anual, siendo este incremento más significativo entre la población joven y siendo la excesiva exposición a las radiaciones ultravioleta la principal de sus causas.

Para prevenir todos estos efectos perjudiciales del sol, la OMS recomienda adoptar un conjunto de hábitos adecuados de protección solar que podrían prevenir hasta el 80% de los casos:

  • Evitar el uso de cabinas de bronceado artificial, especialmente en menores de 35 años.
  • Evitar las exposiciones solares prolongadas en horario de máxima irradiación (entre las 11 a.m. y las 4 p.m en los meses estivales).
  • Permanecer a la sombra y usar ropa cubriente, sombrero de ala ancha y gafas de sol homologadas.
  • Usar cremas solares FPS 15+, amplio espectro y resistentes al agua. Las cremas solares deben aplicarse en cantidad suficiente y renovarse cada 2 horas, tras el baño o el secado con toalla.
  • Beber agua para reponer los efecto térmicos del sol.
  • No bajar la guardia en los días nublados, ya que el riesgo de quemadura solar permanece.
  • Extremar la precaución el agua del mar, en la arena de playa y en la nieve, ya que comportan un riesgo añadido, debido a la radiación solar reflejada en esas superficies.
  • Consultar el UVI local y ajustar la protección solar a cada momento. A partir de un valor de UVI de 3 deben iniciarse las precauciones y cuando es mayor de 7 deben extremarse las medidas de fotoprotección.
  • En cualquier caso, los niños/as siempre deben extremar las medidas de protección solar, como también las personas de piel clara, fototipos I y II, las que tienen numerosos lunares, antecedentes familiares de melanoma, inmunosupresión y enfermedades genéticas que cursan con fragilidad frente a las RUV.

Para más información sobre la fotoprotección y la prevención del cáncer del piel, puedes consultar siguiente enlace: https://www.who.int/uv/faq/skincancer/en/index1.html


Universidad promotora:

Universitat de les Illes Balears